Pinturas de dedos caseras

Pinturas de dedos caseras

 

Pruebe estas fáciles pinturas para dedos hechas con ingredientes que ya tiene en casa. Son una forma divertida de ensuciarse e involucrar a tus hijos en un juego sensorial. Y cuando los niños usan hojas de galletas como lienzo, el desorden es un poco más fácil de limpiar.

Lo que necesitas

  • Azúcar
  • Almidón de maíz
  • Agua fría
  • Colorante de alimentos

Cómo hacer

  1. Mezclar 4 cucharadas de azúcar y ½ taza de maicena en una olla. Añade 2 tazas de agua fría.
  2. Cocina la mezcla a fuego medio, revolviendo hasta que se espese.
  3. Cuando la mezcla se enfríe, ponla en pequeños contenedores y añade colorante para alimentos.
  4. Usa tus pinturas de dedos para hacer diseños en hojas de galletas o papel de acabado brillante.

Extiende la diversión

Niños más pequeños: A medida que agregan el colorante de alimentos, hablen sobre los colores y cómo hacer nuevos colores. Por ejemplo, describan los dos colores que se necesitan para hacer el púrpura. Luego, a medida que ayude a su hijo a agregar el colorante de alimentos, cuente en voz alta el número de gotas que él pone. ¿Cuántas gotas se necesitan para hacer el color que él quiere?

Niños mayores: Estas pinturas de dedos pueden ser un gran regalo. Ayude a su hijo a hacer un juego de pinturas para los dedos y póngalas en un pequeño recipiente que pueda ser regalado. Luego puede añadir un lazo encima y escribir su propia etiqueta de ida y vuelta.

Leave a Comment!