Manualidad de Pies de monstruo

Manualidad de Pies de monstruo

 

¡Mi, oh, mi! ¡Qué pies tan grandes tienes! Perfectos para pisotear, tropezar y vagar por tierras imaginarias, estos pies son una divertida adición al área de vestimenta. También ayudan a la coordinación de los niños, ya que levantan la cuerda del pie y se mueven al mismo tiempo.

Manualidad de Pies de monstruo

Lo que necesitas

  • Pegamento
  • Tijeras
  • Papel de color
  • 2 cajas de cereales
  • 2 cajas de gelatina
  • Cuerda

Qué hacer

  1. Pega papel de color a las cajas de cereales y a las cajas de gelatina.
  2. Corte un agujero ovalado lo suficientemente grande para los pies de su hijo en cada caja de cereal.
  3. Pega una caja pequeña a cada caja de cereales para que la caja pequeña se convierta en el dedo gordo del pie.
  4. Haz dedos adicionales con papel de color, y luego pégalos a las cajas.
  5. Para hacer las asas, corte dos trozos de cuerda para que coincidan con la altura de su hijo. Dóblenlas por la mitad y peguen una cuerda en cada pie. Pegue papel sobre la cuerda para hacerla más fuerte.
Extiende la diversión

Niños más jóvenes: Explíquele a su hijo que puede ser difícil caminar con estos pies, ya que son mucho más grandes que sus propios pies. Anímelo a practicar a caminar por la casa con ellos. Rétela a dar pasos realmente grandes, y luego a dar pasos realmente pequeños. Pregúntele si es más fácil dar pasos grandes o pequeños. Luego pongan algo de música y ayúdenla a inventar una caminata especial con sus pies de monstruo.

Niños mayores: Pídale a su hijo que haga una lluvia de ideas sobre otras cajas o contenedores que puedan ser reutilizados como pies de monstruo. Recuérdele que piense en diferentes formas, no tienen que ser rectangulares o cuadradas. Ayude a su hijo a pegar con cinta adhesiva o con pegamento los nuevos artículos en los pies. Y una vez que haya hecho sus pies de monstruo, saque papel y marcadores para que pueda dibujar cómo es el resto de su monstruo.

Leave a Comment!