Cofre del Tesoro DIY

Cofre del Tesoro DIY

 

¿Tesoro escondido? ¿Un antiguo mapa donde la X marca el lugar? ¡Es hora de una gran aventura! Juega al drama y anima a tus hijos a inventar historias mientras hacen sus manualidades.

Lo que necesitas para el Cofre del Tesoro

  • Caja de zapatos (la que tiene tapa funciona mejor)
  • Pinta en marrón, oro y colores favoritos
  • Pinceles
  • Tijeras
  • Fieltro
  • Rocas
  • Papel de aluminio
  • Palos de chenilla
  • Cuentas de colores (sáltese si su hijo es menor de 3 años)

Lo que harás

  1. Pinta el exterior de la caja de zapatos de marrón y oro para que parezca un cofre del tesoro. Deje que se seque.
  2. Pinta el interior de la tapa de un color favorito.
  3. Pegamento en el interior del fondo de la caja.
  4. Pintar pequeñas rocas para que parezcan oro y piedras preciosas. Presiona papel de aluminio en discos redondos para hacer monedas. Los niños mayores pueden ensartar cuentas en palitos de felpilla para hacer joyas. Los niños más pequeños pueden torcer los palillos de chenilla para hacer pulseras.

Lo que necesitas para el mapa del tesoro

  • Bolsa de papel de supermercado
  • Tijeras
  • Marcadores, cartulina o pegatinas
  • Cinta
Lo que harás
  1. Cortar un lado de una bolsa de papel y darle bordes ondulados o dentados.
  2. Decide dónde escondes tu tesoro, y luego crea puntos de referencia en el mapa usando marcadores, cartulina o pegatinas. Esconde el tesoro.
  3. Mide cuántos pasos (pasos) hay de un lugar a otro, y marca el número de pasos con puntos en el mapa. Marca el escondite del cofre del tesoro con una X.
  4. Arrugue el papel en una pequeña bola varias veces para que se vea arrugado y envejecido. Luego alíselo.
  5. Enrolle el mapa y átelo con una cinta. Dejen que sus amigos se turnen para usar el mapa para encontrar el tesoro escondido.
Extiende la diversión

Niños más pequeños: Ayude a su hijo a elegir los lugares que quiere como puntos de referencia en el mapa. A medida que ellos hacen el mapa, describa dónde están los puntos de referencia y use palabras de localización como junto a, cerca de, enfrente de, debajo de, y alrededor de . Esto le ayudará a crear un mapa más preciso (¡sus amigos o hermanos lo apreciarán!) y le ayudará a entender dónde están los lugares o las cosas en relación con los demás. También puede que quiera quedarse en casa para el primer mapa.

Niños mayores: ¡Encontrar (u ocultar) un tesoro es una emoción increíble! E incluso si su hijo no se da cuenta todavía, probablemente ya se le ha ocurrido una historia sobre por qué está escondiendo el tesoro o a quién se lo está escondiendo. Así que haz que grabe su historia. Lápiz y papel, tableta, grabación de audio, cualquier forma en que él cuente la historia es genial. Si necesita ayuda para empezar, incitadle preguntando quién ha escondido el tesoro, quién quiere el tesoro, cómo va a ir la gente a buscar el tesoro, y qué haría si encontrara un tesoro escondido super secreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *