Caza del tesoro de otoño

Contenido

Caza del tesoro de otoño

 

Echa a tus hijos como exploradores del siglo XXI – con un poco de artista amateur añadido – mientras andas por ahí, buscando los precursores del otoño. Luego peguen sus hallazgos al papel como un recuerdo. Esta actividad es divertida para toda la familia, y bastante fácil incluso para los miembros más pequeños de su tribu.

Lo que necesitas

  • Lápiz
  • Cuaderno
  • Bolsa de papel
  • Pegamento
  • Papel de construcción

Qué hacer

  1. Ir a la caza del tesoro familiar, buscando señales de caída. Encuentra tantos como puedas: bellota, ardilla, hoja amarilla, ramitas con forma divertida, hoja de dos colores diferentes, piña, oruga de oso lanudo, ardilla, calabaza y cualquier otro objeto pequeño que te llame la atención.
  2. En tu cuaderno, dibuja lo que veas. Cuando encuentres un objeto en el suelo, guárdalo en tu bolsa de papel (¡excepto la oruga, la ardilla o la ardilla, por supuesto!).
  3. Cuando regreses a casa, usa pegamento, papel y los objetos que encuentres para hacer un collage de otoño en un trozo de papel. Incluya la fecha y exhíbala en el refrigerador o en el tablero de anuncios familiar, y luego guárdela como recuerdo.

Extiende la diversión

Para los niños más pequeños: Juega a un juego de contar mientras pegas cada hoja o bellota en tu papel; suma todos los elementos que encuentres. O haz una caja de sombras con la manualidad superior de una caja de notas y pega tus tesoros dentro. Envíalo a la abuela, o a un pariente o amigo que viva en un clima más cálido.

Para niños mayores: En lugar de buscar pequeños objetos, ¡hazlo a lo grande! Arrastra a casa algunos troncos caídos para hacer asientos alrededor de un fogón; apila grandes piedras como una escultura en tu patio. O haz una carrera de obstáculos usando las cosas que encontraste.

Leave a Comment!